Defecto
En el gimnasio, la ropa también cuenta (y también hay reglas)

En el gimnasio, la ropa también cuenta (y también hay reglas)

1
595
1
moda

Después de las cortas vacacione que tuvimos por la Semana Santa, no es de extrañar que muchas más personas hayan decidido volver a sus rutinas de entrenamiento o bien, comenzar una.

Las mujeres especialmente nos preocupamos por la ropa que usamos en todo momento de nuestras vidas, y la hora de hacer ejercicio no es para nada la excepción. Sin embargo, hay algunas cosas en las que podemos estar exagerando sin darnos cuenta. Porque así como hay un cierto código para vestirse en el trabajo, también existe uno para ir al gimnasio. Allá también puedes ser la más chic, pero lo importante es que no exageres y te conviertas en la chica de la que todo el mundo habla porque solo va a mirarse al espejo. ¿Quieres los mejores tips? ¡Aquí te los dejamos!

-La ropa adecuada: Suena cliché, pero a la hora de entrenar es importante hacerlo con los elementos adecuados para evitar problemas en el futuro. Tu sostén de siempre no te va a servir, por ejemplo. Para eso hay opciones deportivas que hasta se ven lindas combinadas con ‘tops’ que los dejan ver. El mismo consejo aplica para los tenis, que son parte primordial de tu entrenamiento. No vayas al gimnasio con los primeros zapatos deportivos que encuentres, busca unos especializados. Ayudarás a mejorar tu rendimiento y estarás libre de riesgos.

Sofia ropa adecuada

-No a los leggings: Sí, sabemos que a primera vista puede parecer que tus leggings negro son perfectos para hacer ejercicio, pero te tenemos un secreto: la mayoría de la tela de estas se transparenta en ciertas posiciones, como puede ocurrir cuando estés sentada en la bicicleta o haciendo sentadillas. Si no tienes otra opción, trata de buscar un top largo para acompañarlo y evitar incomodidades.

-Sin exhibirse: En el ‘gym’ nos encontramos con muchas chicas que están orgullosas de su cuerpo y los resultados que han logrado (hasta las admiramos, todo hay que decirlo), pero no es necesario que todo el mundo sepa que tienes 10 años entrenando porque quiere mostrarlo todo a la vez. Dile no a la combinación de shorts y top corto, especialmente cuando los primeros parecen más sacados de tu ropa interior.

-¡Al natural!: Si eres seria con respecto a tus expectativas y tu rutina, estás segura de que al gimnasio se va a sudar. Por eso, si llegas maquillada como si fueras para una fiesta, al empezar a transpirar tu maquillaje se va a correr y todo va a ser desastroso. Si vas desde tu casa, un poco de bloqueador será suficiente, especialmente si entrenas al aire libre. Si como yo, prefieres ir después de trabajar, retírate el maquillaje con una toallita húmeda o lávate la cara. Así tendrás menos cosas de las que preocuparte. Esta filosofía aplica para el cabello: recógelo siempre. Hazte una cola de caballo, un moño alto o trenzas, pero no seas de las que está desconcentrada en la clase por andar pendiente de que el sudor no se le vaya al pelo.

Jessica Alba natural

-¿Accesorios?: Yo hago parte de las mujeres que no puede salir de casa sin aretes, así que siempre voy a tener un par conmigo. Es más, hasta llevo extra por si pasa algo. Pero si voy llegando al gimnasio y son demasiado grandes, me los quito. Los aretes de gimnasio son pequeños y no deben estorbar en tu rutina. Por favor, nada de relojes, pulseras o anillos, son solo incómodos y se ven raros.

JLo accesorios

-El top que quieras: a veces hay mucho debate en cuánto a qué top debemos usar las mujeres para hacer ejercicio. Si le preguntan a mi profesora de educación física del colegio, las ‘licras’ de gimnasio solo deben ir con camisetas o blusas largas. Pero eso en realidad no es una regla. Si quieres ponerte un top corto con tu pantalón, hazlo sin remordimientos, sin embargo, asegúrate de poder moverte con comodidad para que no debas estar pendiente de que ‘algo’ se mueva de su sitio o se vea de más.

-Ojo con las ‘vallas publicitarias’: creo que estamos de acuerdo en que no hay nada más fastidioso que esa chica que va a tu clase de rumba con ropa, zapatos, morral y termo de la misma marca. No lo tomes a mal, está bien que te guste una marca en particular, pero si tu afición va más por el lado de los logos, entonces tenemos un problema. No hay necesidad de mostrarle a la gente que podrías ser embajadora de una marca, a menos que lo sea de verdad.

Por Moda 2.0
@moda2_0

Compartir

One Comment

  1. BUENOS DIAS, QUIERO PARTICIPAR PARA GANAR BOLETAS PARA EL CONCIERTO DE CNCO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *