Defecto
Reglas online luego de una ruptura amorosa

Reglas online luego de una ruptura amorosa

1
2629
0
Chicas

Si superar una ruptura amorosa ya es lo suficientemente complicada de asumir y superar, súmale el tener que lidiar con las redes sociales, la tentación de querer revisar lo que publica en sus cuentas o peor, tropezarse con sus publicaciones a cada instante.

Por eso, hoy compartimos estas reglas de oro que esperamos te ayuden a evitar caer en malos hábitos en las redes sociales y hacer más fácil superar la ruptura:

La primera regla es NO STALKEAR
Luego de una ruptura, lo primero que salimos a hacer es revisar que ha publicado el otro: si le ha dado ‘like’ a otra chica o ya hizo pública su soltería ¡No te hagas daño! No caigas en ese vicio porque te puede consumir. Deja de mortificarte viendo sus fotos de rumba, con nuevos amigos y comentarios de otras chicas, mejor llénate de valor y decide quererte. O sino, ve a ‘Políticas de Privacidad’ y bloquea su perfil por un tiempo, o por lo menos las publicaciones de él para que no aparezcan en tu timeline, de esta forma cuando revises tus redes no saldrán sus fotos y comentarios, así la tentación será menos.

Cuida lo que publicas en redes, tu vida privada debe seguir siendo privada.
Sucede que luego de una ruptura, a muchas les da por publicar cada suspiro, en ocasiones para lamentarse por la pérdida: “siento que me falta el aire”, “sin ti mi vida no tiene sentido”, “qué triste estoy”; en otras ocasiones para hacerse las fuertes y causar “celos”: “Gracias Dios, ahora sí a vivir”, “alejando lo que no suma en mi vida”, “con las personas que tengo en mi vida es suficiente, no necesito más”, “a rumbear se dijo”.
No caigas en esa trampa de contar todo lo que te sucede, menos de exagerar buscando atención de tu ex. Solo lograrás despertar el morbo en las personas que te siguen, pero no la solución a tus problemas. Si necesitas desahogarte, hazlo con tus amigos o familiares más cercanos, no te expongas.

No lo acoses, esto será lo peor que puedas hacer.
No lo llames no le chatees, mucho menos le publiques en sus cuentas en redes. No te expongas a que te conteste mal públicamente, porque eso sumará más dolor a la situación. Dale espacio y date espacio para pensar, reencontrarte y direccionar tu vida.

Seguro no será fácil, pero debes tomar la decisión. Si te sientes débil, esto te puede ayudar:
– Bloquearlo en tus cuentas, así la tentación será menor.
– Cambia la manera en que lo tienes registrado en tu cel. Ya no es “amor”, ahora es “Pepito”.
– Y por favor, aléjate por un tiempo de las redes hasta que las emociones se normalicen y recuperes tu fortaleza.

¡Ánimo!

Didi Alzate
@didialzate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *